El anuncio de los pájaros: Taller de Memoria Étnica y Centro Cultural Litania Prado
En el año 2002 nuestra organización constituyó el Taller de Memoria Étnica en la ciudad de Tartagal, integrado por mujeres pertenecientes a las etnias Wichi, Guaraní, Toba y Chorote, sumándose luego las otras etnias Tapiete, Nivaclé y Chané.

Los talleres existieron como un espacio permanente en el que pudimos expresar libremente nuestras memorias, silenciadas durante muchos años. Este proceso fue doloroso y necesitó de un transitar reflexivo y de acompañamiento afectuoso de nuestra compañera antropóloga. Este camino fue importante para superar la vergüenza y el miedo a hablar, producto de la persecución y las políticas de des-memoria diseñadas para borrar las identidades étnicas.

Sanar las heridas, sin dudas, lleva mucho tiempo, y en ese transcurrir, los Encuentros de Mujeres y los Talleres de Memoria Étnica fueron el círculo de expresión y de encuentro necesario, para “poner en común” los recuerdos, los padecimientos, y también los deseos y las alegrías de poder reencontrarnos y construir un devenir más justo y feliz para los pueblos indígenas del Departamento San Martín.

Los temas indagados durante los talleres surgieron como parte del consenso del grupo: el rol de las mujeres en sus comunidades, sus actividades tradicionales, los cuidados para el parto, la menstruación y los rituales, las prácticas de sanación originarias, las comidas típicas, los matrimonios, la guerra boliviano-paraguaya, la vida en el monte, las fiestas, son algunos de los temas trabajados.

Por otra parte, el trabajo se ha volcado fuertemente a la recuperación de la historia vinculada al proceso de colonización y conquista del Chaco, razón por la cual se ha trabajado en la recopilación de material de archivos y bibliotecas que fueron trabajados al interior del grupo.
El trabajo también se extendió a los maestros bilingües aportando material para sus tareas áulicas, en relación a las historias de los pueblos indígenas que componen la región.

Los talleres de memoria étnica han sido plasmados en dos libros fundamentales para nuestra organización: “Lunas, tigres y eclipses. De olvidos y memorias: La Voz de las Mujeres Indígenas” y “El Anuncio de los Pájaros: Voces de la Resistencia Indígena”. Así mismo, otro texto surgido de los talleres que se mantiene aún inédito: “Un peyak danzando en el viento: memorias del cacique Taikolic”.
 
Centro Cultural Litania Prado

Es un espacio cultural en el que convergen comunicadores indígenas, mujeres, jóvenes, artistas plásticos, feriantes etc. La principal característica es la expresión cultural en distintos idiomas mediante producciones que reflejan la historia y cultura de los pueblos originarios.

El centro cultural funciona motorizado por compañeros y compañeras que pintan murales, elaboran producciones radiales y crean artesanías, con el propósito de constituir un movimiento de arte, que, junto al trabajo en historia y comunicación, impacte en el fortalecimiento de la conciencia y la identidad étnica, promoviendo las actividades expresivas en distintas instancias.

En este sentido se incentivó la participación de los jóvenes indígenas en los talleres de arte e historia en comunidades y en el Centro Cultural Litania Prado.

Por otra parte, hemos acompañado al grupo de muralistas en la propuesta de realización de arte mural vinculado a la historia regional.